Navigation Menu+

Las nuevas tendencias en fieltro llegan pisando fuerte

 

No cabe duda de que en cuestión de materiales textiles todo vuelve, como sucede en muchos otros ámbitos de la moda o la decoración por ejemplo. Este parece ser el caso del fieltro, que si bien siempre ha estado presente, usándose para un sinfín de objetos en diversas situaciones, se ha convertido poco a poco en un material muy deseado, especialmente a través de las nuevas tendencias que ha sufrido en su utilización por parte de diseñadores de muebles y modistas.

Del mismo modo, el fieltro que es uno de los materiales textiles más antiguos que existen, ya que se obtiene frotando  la fibra de lana de oveja o cabra con agua caliente jabonosa hasta que el material surge, está siendo objeto de una reinterpretación por artistas contemporáneos, alejándose de los clásicos sombreros de los años veinte del pasado siglo y de los adornos navideños, normalmente realizados con este textil.

Son precisamente su fabricación natural y ecológica y su buena recepción al reciclaje algunas de las características que lo han elevado dentro de los materiales textiles, y que han levantado un creciente interés por él, al margen de su manejo cómodo y más sencillo, gracias especialmente a su especial consistencia de sobra conocida.

A este respecto cabe destacar que su fácil manejabilidad ha hecho que su uso se expanda, ya que cada vez son más las personas que elaboran a mano este material para luego poder mostrarlo tanto en webs propias como en páginas de clasificados online.

Precisamente por su extensión las nuevas tendencias en fieltro llegan pisando fuerte, y pasan por algunos de los usos menos esperados:

  • Complemento de cabello para bodas y fiestas. Al margen de los delicados broches que pueden encontrarse en numerosas tiendecitas y en la red, el fieltro, un material a priori informal, salta a los looks más formales y sofisticados. Los complementos para el pelo diseñados con este textil, así como su uso en tocados, ha conseguido que más de una persona se sorprenda ante sus posibilidades.
  • Collares para todas. El fieltro usado en collares aumenta su expansión, especialmente en piezas que incluyan pequeñas banderitas, a modo de las bandas de cumpleaños anglosajonas. Toda una apuesta para llevar con vaqueros y camisetas o con vestidos más informales.
  • Sofás y sillones. En colores más otoñales y otros más alegres, el revestimiento de fieltro de muebles de diseño minimalista y moderno es ya todo un hecho. Estos muebles, que casan a la perfección con espacios blancos y otros con aire sesentero, sorprenden por la sencillez de sus líneas y la comodidad que parecen ofrecer.
  • Cojines y alfombras. Otra de las tendencias en fieltro que arrasan actualmente es su uso en lujosos y exclusivos cojines y en alfombras para diversas habitaciones. Jugando con estampados, normalmente geométricos, o con colores lisos, el fieltro en cojines y alfombra hace contraste con otros materiales decorativos, y aporta un estilo muy personal y exclusivo.
Por Liliana Costa.